Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
El Semanal Digital
Ir a la portada       España       Mundo       Economía       Motor       Medios       Deportes separador     Blogs       Reportajes separador Ir a Chismógrafo
   Galería de fotos · Hemeroteca · RSS · El tiempo · Traductor
  Buscar  
Síguenos Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
25 abril 2018. Actualizado 00:01 Director: Antonio M. Beaumont
INICIO -- BLOGS
 
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto Compartir: Acceder al RSS Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé Enviar a Digg Enviar a MySpace
SIN COMPLEJOS

Urkullu tiene razón: PP y PSOE deben pactar también en Madrid

El gran pacto nacional es la oportunidad histórica de estas elecciones salientes que dejan a Galeuzka fuera de todos los gobiernos autonómicos

El PNV está nervioso. Pueden perder el poder después de tres décadas arrastrando en la debacle a centenares de cargos de confianza. Iñigo Urkullu, también nervioso, muestra su agresividad y el talante patrimonialista del nacionalismo. Pero entre ladrido y lamento, los nacionalistas también dice verdades como la del presidente peneuvista Urkullu al afirmar que "si el PSOE y el PP son capaces de ponerse de acuerdo para una investidura o para gobernar en Euskadi, que lo hagan también en España, en las Cortes".

Urkullu tiene razón. En primer lugar porque el Gobierno no puede pretender que los votos del PNV en Madrid sigan siendo el bastón de ZP. Pero sobre todo, y esto no lo pensará Urkullu, porque la primera obligación que sale de estas elecciones es la de aprovechar la oportunidad de fraguar un acuerdo nacional histórico, irrepetible, pero de consecuencias duraderas entre el PP y el PSOE.

¿De qué vale el acuerdo en el País Vasco si dentro de cuatro años los nacionalistas vuelven al poder autonómico y arrasan con todo lo reparado? ¿De qué vale el acuerdo si en uno, dos o tres años los nacionalistas vuelven a condicionar la vida nacional con su presencia en las Cortes chantajeando desde perspectivas localistas al Gobierno de la Nación? Francamente, no vale de nada un acuerdo que se quede en mero espejismo y que no tenga recorrido histórico.

El Gobierno ha perdido o va a perder los apoyos de PNV, BNG y CiU, los tres integrantes del complot contra España llamado Galeuzka, los tres fuera de los gobiernos regionales por primera vez en la historia de la España democrática.

Es la hora de que se formalice un acuerdo histórico en el País Vasco, y de que el PP tome la iniciativa nacional de una manera clara, nítida y evidente, formulando al Gobierno, y ofreciendo a toda la sociedad española, un gran acuerdo español, que libre a ZP de presiones nacionalistas y que conduzca la acción política española hacia las grandes reformas económicas, constitucionales, judiciales, de fortalecimiento institucional, de cambio de legislación electoral, tan necesarias y urgentes en la España presente.

Y por supuesto, -voy más allá que Urkullu-, el PP y el PSOE deberían ponerse de acuerdo en otras regiones, permitiendo que el PSOE gobierne las Islas Canarias, y el PP las Islas Baleares, Cantabria y Álava. Ese es el acuerdo que necesita España; el que saque a las fuerzas localistas, que no arriman el hombro en esta España renqueante, del poder que manejan a su antojo.

Sé que para algunos esta formulación es mero idealismo. Sea así, o no, creo que esa es la única idea, que llevada a la práctica, garantizaría la pervivencia de una España reconocible y respetada en el concierto de las naciones y la única que aseguraría la verdadera concordia nacional entre españoles.

Creo, con absoluta franqueza, que quien la proponga (con éxito o sin él) se llevará a los españoles de calle. España no puede perder esta ocasión histórica.

¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
en twitter



ACCESO DIRECTO
http://www.elsemanaldigital.com/blogs/
ARCHIVO


PUBLICIDAD

Publicidad / Contactar / Quiénes somos / Estadísticas
Copyright © El Semanal Digital, S.L. ® El Semanal Digital es una marca registrada. Derechos reservados. España. 2006
Oficina central: C/ Sopelana 11, Oficina 201, 28023, Madrid. Teléfono: 91 4585773 - Fax.: 91 3077652
Política de información / Política de privacidad / Aviso legal /  RSS
  Auditado por Comscore