Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
El Semanal Digital
Ir a la portada       España       Mundo       Economía       Motor       Medios       Deportes separador     Blogs       Reportajes separador Ir a Chismógrafo
   Galería de fotos · Hemeroteca · RSS · El tiempo · Traductor
  Buscar  
Síguenos Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
17 diciembre 2017. Actualizado 00:01 Director: Antonio M. Beaumont
INICIO -- BLOGS
Ruta Norte
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto Compartir: Acceder al RSS Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé Enviar a Digg Enviar a MySpace
RUTA NORTE

Cinco pruebas de que no hace falta estudiar para ser político

El nivel de la clase política cada día es más penoso. No extraña que haya quien, sin pelos en la lengua, denuncian que esos estultos son los que gestionan la educación de nuestros jóvenes.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
 Cabrera presume del ministerio más caro y menos eficiente de Zapatero

 Carta a un juguete roto en vísperas de Navidad

 Profesiones de riesgo en 2008: alumno, padre, profesor

Decía hace tiempo Arturo Pérez Reverte que "en España, la de político debe de ser una de las escasas profesiones para la que no hace falta tener el bachillerato. Se pone de manifiesto en el continuo rizar el rizo, legislatura tras legislatura, de la mala educación, la ausencia de maneras y el desconocimiento de los principios elementales de la gramática, la sintaxis, los ciudadanos y ciudadanas, el lenguaje sexista o no sexista, la memoria histórica, la economía, el derecho, la ciencia, la diplomacia". Don Arturo se refiere al Bachillerato que él conoció, el de verdad, anterior a las hazañas de Villar Palasí y de Maravall (hijo, obviamente). Pero sigue siendo básicamente cierto, incluso con el triste residuo al que hoy llamamos Bachillerato, que "cualquier paleto mierdecilla, cualquier leguleyo marrullero, son capaces de llevárselo todo por delante por un voto o una legislatura".

Hoy pedimos el bachillerato hasta para ser bedel, y es moda de las señoras semialfabetizadas, enriquecidas en la España del dinero fácil, hablar mal de los chavales que van a Formación Profesional. Ya nos veremos las caras, amigas mías, y a ver quién sostiene el país mientras vosotras despellejáis a los chicos entre dietas milagro y bollos con nata. Entre las muchas contradicciones que os señala Reverte está ésa, múltiple y suicida, que podemos contemplar en toda su bajeza en cinco etapas:

a) Tenemos un sistema de enseñanza, como parte de nuestro modelo educativo, que no funciona, que responde a unos prejuicios ideológicos determinados pero que patentemente priva de una formación adecuada a la mayor parte de los españoles. Sólo quien vence con tesón las dificultades y quien puede pagarse otra cosa huyen de este sumidero.

b) La decisión sobre cómo es este sistema se debe a los políticos, a quienes Reverte con verbo ácido pero no incierto menta a la madre, "la madre de todos cuantos habéis tenido en vuestras manos infames la enseñanza pública en los últimos veinte o treinta años. De cuantos hacéis posible que este autocomplaciente país de mierda sea un país de más mierda todavía. De vosotros, torpes irresponsables, que extirpasteis de las aulas el latín, el griego, la Historia, la Literatura, la Geografía, el análisis inteligente, la capacidad de leer y por tanto de comprender el mundo, ciencias incluidas. De quienes, por incompetencia y desvergüenza, sois culpables de que España figure entre los países más incultos de Europa, nuestros jóvenes carezcan de comprensión lectora, los colegios privados se distancien cada vez más de los públicos en calidad de enseñanza, y los alumnos estén por debajo de la media en todas las materias evaluadas".

c) Curiosamente vivimos en un país que rinde culto a los títulos académicos, donde cualquier hortera mira por encima del hombro a un obrero, a un camarero, a un mecánico, a un camionero, a un electricista o a un fontanero porque no tiene el título egregio de "asno" por el Instituto de Villapequeña de los Pueblerinos o de "borrico" por la Universidad recién montada en la patria chica del cacique autonómico.

d) Más curiosamente todavía, precisamente esos políticos que coronan nuestra gloriosa sociedad actual y que deciden el destino de todos, sin excluir el de las aulas, son a menudo los que menos estudios tienen. Digamos, siendo caritativos, que su nivel académico formal está por debajo de la media de nuestros jóvenes; y el nivel real –el de conocimientos y habilidades reales, para la vida, al margen de títulos- a menudo también. Yo antes creía, como me explicaba Javier Nagore Yárnoz, que los estudios superiores sólo eran contraproducentes en la vida pública navarra. Desde luego aquí la regla tiende a cumplirse bastante bien, pero no somos excepcionales (bueno, ni en eso ni en casi nada).

e) Pero lo que sí saben los políticos es echar balones fuera, y lo mismo da si son superministras ideologizadas o consejerines boiníferos: no se cortan en secundar lo de "hemos tenido muchas generaciones en España con un bajo rendimiento educativo, fruto del país que tenemos", afirmando que "la gente buena, la culta, la preparada, la que por fin va a sacar a España del hoyo, vendrá en los próximos años, al fin, gracias a futuros padres felizmente formados por tus ministros y ministras, tus Loes, tus educaciones para la ciudadanía, tu género y génera, tus pedagogos cantamañanas, tu falta de autoridad en las aulas, tu igualitarismo escolar en la mediocridad y falta de incentivo al esfuerzo, tus universitarios apáticos y tus alumnos de cuatro suspensos y tira p´adelante". Claro que sí, todo lo anterior ("de Quintiliano a Miguel Delibes pasando por Cervantes, Quevedo, Galdós, Clarín o Machado", que por cierto antes de la LOGSE eran dos, "Ortega y Gasset, Unamuno, Cajal, Menéndez Pidal, Manuel Seco, Julián Marías o Gregorio Salvador", o "Juan Marsé, Muñoz Molina, Carmen Iglesias, José Manuel Sánchez Ron, Ignacio Bosque, Margarita Salas, Luis Mateo Díez, Álvaro Pombo, Francisco Rico y algunos otros analfabetos") de nada vale hasta que han venido estos señoritos sin estudios a iluminarnos.

Dicen que Reverte es pesimista. Sólo diré que tiene razón al pensar que "más peligro tiene un imbécil que un malvado". Y más aún un imbécil con una tiza o con el Boletín Oficial, aunque sea sólo el autonómico. Algo, casi lo que sea, tenemos que inventar, para quitar de en medio estorbos así y para volver a dar clase con resultados aceptables.


IR ARRIBA
¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
en twitter



ACCESO DIRECTO
http://www.elsemanaldigital.com/blogs/ruta
ARCHIVO

Ver artículos de otros meses

NOVIEMBRE 2015 (4 artículos)

OCTUBRE 2015 (9 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (9 artículos)

AGOSTO 2015 (6 artículos)

JULIO 2015 (9 artículos)

JUNIO 2015 (9 artículos)

MAYO 2015 (9 artículos)

ABRIL 2015 (8 artículos)

MARZO 2015 (9 artículos)

FEBRERO 2015 (7 artículos)

ENERO 2015 (8 artículos)

DICIEMBRE 2014 (9 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (9 artículos)

OCTUBRE 2014 (8 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (9 artículos)

AGOSTO 2014 (9 artículos)

JULIO 2014 (9 artículos)

JUNIO 2014 (8 artículos)

MAYO 2014 (9 artículos)

ABRIL 2014 (9 artículos)

MARZO 2014 (8 artículos)

FEBRERO 2014 (8 artículos)

ENERO 2014 (9 artículos)

DICIEMBRE 2013 (9 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (9 artículos)

OCTUBRE 2013 (9 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (8 artículos)

AGOSTO 2013 (9 artículos)

JULIO 2013 (9 artículos)

JUNIO 2013 (8 artículos)

MAYO 2013 (10 artículos)

ABRIL 2013 (9 artículos)

MARZO 2013 (9 artículos)

FEBRERO 2013 (8 artículos)

ENERO 2013 (8 artículos)

DICIEMBRE 2012 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (9 artículos)

OCTUBRE 2012 (10 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (8 artículos)

AGOSTO 2012 (9 artículos)

JULIO 2012 (9 artículos)

JUNIO 2012 (8 artículos)

MAYO 2012 (9 artículos)

ABRIL 2012 (9 artículos)

MARZO 2012 (8 artículos)

FEBRERO 2012 (9 artículos)

ENERO 2012 (9 artículos)

DICIEMBRE 2011 (8 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (9 artículos)

OCTUBRE 2011 (8 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (9 artículos)

AGOSTO 2011 (9 artículos)

JULIO 2011 (8 artículos)

JUNIO 2011 (9 artículos)

MAYO 2011 (11 artículos)

ABRIL 2011 (8 artículos)

MARZO 2011 (9 artículos)

FEBRERO 2011 (8 artículos)

ENERO 2011 (9 artículos)

DICIEMBRE 2010 (9 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (9 artículos)

OCTUBRE 2010 (9 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (6 artículos)

AGOSTO 2010 (6 artículos)

JULIO 2010 (6 artículos)

JUNIO 2010 (7 artículos)

MAYO 2010 (6 artículos)

ABRIL 2010 (7 artículos)

MARZO 2010 (9 artículos)

FEBRERO 2010 (6 artículos)

ENERO 2010 (7 artículos)

DICIEMBRE 2009 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (7 artículos)

OCTUBRE 2009 (7 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (5 artículos)

AGOSTO 2009 (6 artículos)

JULIO 2009 (5 artículos)

JUNIO 2009 (8 artículos)

MAYO 2009 (10 artículos)

ABRIL 2009 (8 artículos)

MARZO 2009 (9 artículos)

FEBRERO 2009 (8 artículos)

ENERO 2009 (21 artículos)

DICIEMBRE 2008 (24 artículos)

NOVIEMBRE 2008 (22 artículos)

OCTUBRE 2008 (12 artículos)

SEPTIEMBRE 2008 (13 artículos)

AGOSTO 2008 (20 artículos)

JULIO 2008 (22 artículos)

JUNIO 2008 (22 artículos)

MAYO 2008 (20 artículos)

ABRIL 2008 (21 artículos)

MARZO 2008 (27 artículos)

FEBRERO 2008 (25 artículos)

ENERO 2008 (26 artículos)

DICIEMBRE 2007 (15 artículos)


PUBLICIDAD

Publicidad / Contactar / Quiénes somos / Estadísticas
Copyright © El Semanal Digital, S.L. ® El Semanal Digital es una marca registrada. Derechos reservados. España. 2006
Oficina central: C/ Sopelana 11, Oficina 201, 28023, Madrid. Teléfono: 91 4585773 - Fax.: 91 3077652
Política de información / Política de privacidad / Aviso legal /  RSS
  Auditado por Comscore