Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
El Semanal Digital
Ir a la portada       España       Mundo       Economía       Motor       Medios       Deportes separador     Blogs       Reportajes separador Ir a Chismógrafo
   Galería de fotos · Hemeroteca · RSS · El tiempo · Traductor
  Buscar  
Síguenos Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
24 abril 2017. Actualizado 00:01 Director: Antonio M. Beaumont
INICIO -- BLOGS
España inteligible
 Sígueme Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto Compartir: Acceder al RSS Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé Enviar a Digg Enviar a MySpace

Madina y el Rey

Madina no cuenta con apoyos entre los veteranos del PSOE pero viene apadrinado por Zapatero.
Madina no cuenta con apoyos entre los veteranos del PSOE pero viene apadrinado por Zapatero.
ARTÍCULOS RELACIONADOS
 El trágala del PSOE con la Monarquía se vuelve contra Eduardo Madina

A pesar de una salvaje crisis económica que sigue agarrada al cuello de España, a pesar del auge de un frente popular furibundamente antimonárquico, a pesar de un desafío separatista que se acerca a su último estadio, a pesar de los procesos judiciales que afectan a la Familia Real, a pesar de todo esto, Juan Carlos I ha entendido que el actual es el mejor momento para abdicar.

Una decisión poco comprensible en una primera lectura, pero perfectamente justificada si atendemos al corto plazo de un Partido Socialista que, junto con el Partido Popular, habrá de garantizar la continuidad de la Corona en las Cortes Generales. Rubalcaba lo deja, en pocos meses perderá el control del partido y las alternativas con más opciones para sustituirle son, a falta de sorpresas de última hora, básicamente tres: Susana Díaz, Carmen Chacón y Eduardo Madina. Nadie, en los pasillos del Estado, teme un PSOE liderado por Díaz o Chacón; lo de Madina es diferente.

La presidenta de la Junta alabó la figura del Rey y se refirió al futuro Felipe VI como "la nueva generación que habrá de liderar los nuevos tiempos". Chacón, enfrentada en soledad al resto del PSC por el llamado "derecho a decidir", aplaudió igualmente que el Monarca dejara paso a otra generación. Madina, republicano reconocido, rompió el discurso oficial e invitó a escuchar "el debate abierto hoy en las calles" y advirtió que "todos los debates van a estar abiertos".

No es la primera vez que Eduardo Madina exhibe un perfil marcadamente izquierdista. Hace unos meses, durante la tramitación de la Ley de Seguridad Ciudadana y después de una bronca monumental con el Ministro del Interior, advirtió: "Bastará que ustedes manden al Consejo de Ministros una ley que limite un milímetro las libertades que ahora tenemos para que haya una oleada de protestas como nunca ha habido: no sé cuántas asociaciones civiles y ciudadanas saldrán a la calle, pero el PSOE saldrá".

Sobre el órdago separatista de Artur Mas Madina pide al Gobierno "entender la complejidad de Cataluña" aunque, eso sí, sin demasiada esperanza: "La derecha española sabe mucho de tensiones territoriales, son años de discursos anticatalanes, de boicot a productos catalanes...". Una postura que no sorprende habida cuenta de la defensa del "derecho de autodeterminación" que hacía en sus tiempos como secretario de Política Institucional del PSE: "Si Euskadi dice que quiere la autodeterminación, negársela es imposible porque en democracia los políticos están para hacer lo que el pueblo diga" (El País, 3 de abril de 2000).

En octubre del año pasado, después de una operación contra el colectivo de presos de ETA Herria, el candidato socialista dudó públicamente de la idoneidad de una actuación "tan aparatosa". En tanto ubicado en el ala más a la izquierda del partido, Madina puede hacerse valer como el único dirigente capaz de taponar la fuga de votos a Izquierda Unida y Podemos.

No cuenta con apoyos entre los veteranos del partido, es cierto, pero sí con un padrino de lujo que ve en él a su alter ego: José Luis Rodríguez Zapatero. Con todo, podría colegirse que si la Casa Real precipitó la abdicación por temor a la irrupción de un líder socialista que dinamitara los pactos tácitos de la Transición, probablemente pensaban en Eduardo Madina.


IR ARRIBA
¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
en twitter

España inteligible



ACCESO DIRECTO
http://www.elsemanaldigital.com/blogs/espana_intel
ARCHIVO
SEPTIEMBRE 2014

Cataluña: ¿y ahora qué?

Paquirrín y Guardiola

Santiago Abascal

La nación cotidiana

La muerte del arte

Ver artículos de otros meses

ABRIL 2015 (2 artículos)

MARZO 2015 (3 artículos)

FEBRERO 2015 (3 artículos)

ENERO 2015 (3 artículos)

DICIEMBRE 2014 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (3 artículos)

OCTUBRE 2014 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (5 artículos)

AGOSTO 2014 (1 artículos)

JULIO 2014 (3 artículos)

JUNIO 2014 (4 artículos)

MARZO 2014 (2 artículos)


PUBLICIDAD

Publicidad / Contactar / Quiénes somos / Estadísticas
Copyright © El Semanal Digital, S.L. ® El Semanal Digital es una marca registrada. Derechos reservados. España. 2006
Oficina central: C/ Sopelana 11, Oficina 201, 28023, Madrid. Teléfono: 91 4585773 - Fax.: 91 3077652
Política de información / Política de privacidad / Aviso legal /  RSS
  Auditado por Comscore