Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
El Semanal Digital
23 abril 2014. Actualizado 23:30Director: Antonio M. Beaumont
Ir a la portada       España       Mundo       Economía       Motor       Medios       Deportes separador     Blogs       Reportajes separador Ir a Chismógrafo
   Galería de fotos · Hemeroteca · RSS · El tiempo · Traductor · Callejero · Seguros · Casas
  Buscar  
Síguenos Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
El Malecón
29 de enero de 2010   Sígueme Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto Compartir: Acceder al RSS Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé Enviar a Digg Enviar a MySpace
EL MALECÓN
La dieta del Faisán y la huelga de hambre de ´el Gordo´
El caso Faisán va a más. Cada día nos encontramos con nuevas sorpresas que apuntan hacia arriba. Tan arriba, tan arriba que al final el tiro se va a perder en las nubes.
Al ministro Rubalcaba se le ha atragantado el (caso) faisán.
Vaya por Dios. Justo empieza la Ertzaintza de Patxi a detener etarras, después de tropecientos años perdidos en su política inoperancia, y va "el Gordo" Otegui y se pone a dieta. Agua, dice, que estoy en huelga de hambre. Y en huelga de alma, aunque eso no es nuevo; y sí más creíble. Igual va el tío y adelgaza y todo, como el otro hombre de paz, el De Juana, que metía tripa cuando le sacaban la foto y luego saciaba sus apetitos más básicos con la churri, que ya son ganas la tía, también. Al menos en la cárcel está más calladito, "el Gordo", que cuando sale a la calle es full time de declaraciones, homenajes, ruedas de prensa y manifestaciones, que, la verdad, no sabe uno de dónde saca tiempo ni para comer. Será por eso que la huelga de hambre no le quita la sonrisa. Es lo que tiene ser hombre de paz.

En cambio, al ministro de Escuchas y Asuntos Oscuros, me lo dijo Pérez, se le ha atragantado el faisán, que es mucho peor que estar en huelga de hambre; porque la (presunta) dieta reivindicativa la acabas cuando quieres, basta con unos pintxos y un zurito, pero el atragantamiento por faisán, ay, eso no se acaba hasta que ha pasado el hueso o la palmas por asfixia. Políticamente hablando, claro. Y es que esto del chivatazo a traición pinta muy mal, Alfredo. Es que no se puede trinchar así a las Fuerzas de Seguridad, que se dejan la vida literalmente en la lucha antiterrorista, que les cuesta un congo pillar a los asesinos de la capucha y a los sin capucha, para que llegues tú o tu segundo o tu quien sea y levante el zapatófono secreto para que los palomos levanten el vuelo, "que no se joda la negociación". Involucrar a tan altos cargos de la Policía en esta traición a la memoria de tanto policía asesinado, es una bajeza moral de un calibre muy superior al 9 mm. parabellum. Es más infame que las escuchas ilegales al enemigo político o que las filtraciones interesadas o que las detenciones calculadas o que las amenazas veladas o que las mentiras continuadas ("merecemos un gobierno que no nos mienta"). Y, sobre todo, es mucho más tenebroso.

Sí, lo reconozco: a mí Rubalcaba me da miedo. Estoy convencido de que tiene un lado oscuro, un reverso tenebroso tras esa cara de abuelito bonachón con voz suave y pausada, que parece que no va a levantar el tono ni aunque se le echen encima veinticinco nietos asilvestrados disfrazados de sioux. Sí, sí, tras esa cara de Papá Noel se esconde un político astuto y sin escrúpulos, un verdadero artista de la manipulación y del maquillaje moral, que si ya era peligroso como portavoz del GAL, sin más poder que la palabra, imagínense ahora, como Ministro de la Policía, del CNI, del Sitel, de los espías, de las conspiraciones, de las negociaciones y hasta de los jueces.

No de todos los jueces, afortunadamente (¡eres grande, Marlaska!), pero sí de esos jueces justicieros que se metieron en política y acosaron a sus enemigos y traicionaron a sus amigos y viajaron patrocinados por la banca y filtraron secretos y escucharon lo que no debían y desenterraron lo que no les correspondía y perdieron narcotraficantes y se les escaparon etarras y, en fin, se fueron de montería con ministros y policías, para charlar de sus cosillas entre tiro y tiro.

Y eso es lo que va a ser este asunto, un tiro al pichón con todas las de la ley (es un decir). Porque el ministro zorro va a soltar a sus mandos como auténticos pichones, ¡a volar!, para que caigan batidos por las escopetas mediáticas en su lugar. Un sacrificio por la causa. ¡PUM! El jefe Superior de Policía de Bilbao. ¡PUM! El director general de la Policía. ¡PUM! El secretario de Estado de Seguridad. ¿PUM?... No, él no, el zorro es muy zorro para caer como un pichón.

No sé a ustedes, pero a mí, cuando se juntan en la misma mesa el gordo, el zorro y el justiciero, me entra una especie de congoja que no duermo. Y me siento también como un pichón, o como un faisán, tanto da, esperando escuchar el ¡PUM! que me lleve a la cazuela. La dieta del faisán, ya saben.

IR ARRIBA
¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
en twitter


ACCESO DIRECTO
http://www.elsemanaldigital.com/blogs/malecon
ARCHIVO
ENERO 2010

La dieta del Faisán y la huelga de hambre de ´el Gordo´

Y Ohbama! se hizo hombre.

Egibar, la serpiente en Lizarza/Lizarra y el misil de Aznar

De Mr. Bean a Mister Paz, pasando por la confluencia interplanetaria

Ver artículos de otros meses

SEPTIEMBRE 2013 (1 artículos)

JULIO 2013 (2 artículos)

JUNIO 2013 (2 artículos)

MAYO 2013 (2 artículos)

ABRIL 2013 (3 artículos)

MARZO 2013 (2 artículos)

FEBRERO 2013 (2 artículos)

ENERO 2013 (2 artículos)

DICIEMBRE 2012 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (3 artículos)

OCTUBRE 2012 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (2 artículos)

JULIO 2012 (3 artículos)

JUNIO 2012 (3 artículos)

MAYO 2012 (3 artículos)

ABRIL 2012 (2 artículos)

MARZO 2012 (3 artículos)

FEBRERO 2012 (3 artículos)

ENERO 2012 (3 artículos)

DICIEMBRE 2011 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (4 artículos)

OCTUBRE 2011 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (4 artículos)

AGOSTO 2011 (4 artículos)

JULIO 2011 (4 artículos)

JUNIO 2011 (5 artículos)

MAYO 2011 (4 artículos)

ABRIL 2011 (4 artículos)

MARZO 2011 (3 artículos)

FEBRERO 2011 (4 artículos)

ENERO 2011 (3 artículos)

DICIEMBRE 2010 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (5 artículos)

OCTUBRE 2010 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (5 artículos)

AGOSTO 2010 (4 artículos)

JULIO 2010 (4 artículos)

JUNIO 2010 (4 artículos)

MAYO 2010 (5 artículos)

ABRIL 2010 (4 artículos)

MARZO 2010 (4 artículos)

FEBRERO 2010 (4 artículos)

ENERO 2010 (4 artículos)

DICIEMBRE 2009 (6 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (4 artículos)

OCTUBRE 2009 (7 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (5 artículos)

AGOSTO 2009 (2 artículos)

JULIO 2009 (5 artículos)

JUNIO 2009 (7 artículos)

MAYO 2009 (6 artículos)

ABRIL 2009 (6 artículos)


PUBLICIDAD

Publicidad / Contactar / Quiénes somos / Estadísticas
Copyright © El Semanal Digital, S.L. ® El Semanal Digital es una marca registrada. Derechos reservados. España. 2006
Oficina central: C/ Sopelana 11, Oficina 201, 28023, Madrid. Teléfono: 91 4585773 - Fax.: 91 3077652
Política de información / Política de privacidad / Aviso legal /  RSS
  Auditado por Comscore