INICIO -- -- ESPAÑA
DEL DICHO AL HECHO
La gran propuesta de Iglesias llevaría a los pensionistas a la miseria
Ana I. Martín
El programa que sedujo a más de 1,2 millones de españoles está trufado de medidas por las que cualquiera firmaría pero que, llevadas a la práctica, arruinarían hasta al país más boyante.
Sólo la jubilación a los 60 años supondría un sobrecoste anual de 40.000 millones de euros.
ARTÍCULOS RELACIONADOS
 Doña Sofía pone en un brete a Pablo Iglesias... y también a su nuera

 El padre de Pablo Iglesias le mete en un brete televisivo en directo

"En año y medio estaremos listos para gobernar". Lo anunció hace diez días Pablo Iglesias en tono triunfal después de haber dejado boquiabierta a la clase política con los cinco escaños de Podemos en las europeas.
 
Si algo se le ha criticado a la formación que ha adelantado por la izquierda a IU es su populismo y demagogia. El programa electoral que sedujo a más de 1,2 millones de españoles está trufado de medidas por las que cualquiera firmaría pero que, llevadas a la práctica, arruinarían hasta al país más boyante. 

De entre todas las propuestas brilla con luz propia la de rebajar la edad de jubilación a 60 años, precisamente cuando el resto del mundo desarrollado la está aumentando para compensar la mayor esperanza de vida y el envejecimiento de la pirámide poblacional del primer mundo. De hecho en ningún país el límite está ya por debajo de 65 años. 

Las estimaciones efectuadas por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social dan escalofríos. Supondría un sobrecoste para las castigadas arcas públicas de 40.000 millones de euros al año. En tanto que afectaría en torno a un millón de españoles que, además de cotizar durante cinco años menos, serían beneficiarios de prestaciones durante cinco años más.   

Ello en un momento en que la Seguridad Social se ve obligada a hacer auténticos malabares para compensar la caída de las cotizaciones derivada de los altos niveles de paro (en mayo encadenó nueve meses de incremento de los cotizantes, eso sí) y el aumento de las prestaciones por desempleo. Hasta el punto de que en 2013 tuvo que sacar 11.648 millones de euros de su Fondo de Reserva.  

Lo que no cuenta Podemos es que desaparecía el sistema de bajas anticipadas con el que cuenta nuestro actual modelo. Ni, en última instancia, que el enorme desfase entre los ingresos y gastos sólo podría acabar de dos formas: o con la desaparición de la Seguridad Social -sancta sanctorum del Estado del Bienestar- tal cual la conocemos porque quebraría o, para evitarlo, con una subida de impuestos brutal a los españoles en activo.

Y esto último contravendría otra de las principales apuestas del programa de Podemos: "Los servicios públicos se financiarán mediante un sistema de impuestos progresivos y no finalistas, con criterios de justicia y bienestar social, recogido y protegido constitucionalmente", proponen, pero sin entrar en detalles.

Es precisamente letra pequeña lo que falta en todas las propuestas de Podemos. Desde la de establecer un salario máximo a la de nacionalizar empresas de sectores estratégicos como las telecomunicaciones, la energía y el transporte.

IR ARRIBA
Publicidad / Contactar / Quiénes somos / Estadísticas
Copyright © El Semanal Digital, S.L. ® El Semanal Digital es una marca registrada. Derechos reservados. España. 2006
Oficina central: C/ Sopelana 11, Oficina 201, 28023, Madrid. Teléfono: 91 4585773 - Fax.: 91 3077652
Política de información / Política de privacidad / Aviso legal /  RSS
  Auditado por Comscore