INICIO -- -- BLOG
SIN RED
Rajoy acierta al reivindicar el espíritu de la Transición
El Semanal Digital
El daño mayor que ha infligido la etapa socialista a la sociedad española ha sido la exhumación del guerracivilismo.
Rajoy debe recuperar el espíritu de la Transición.

El gran acierto de Mariano Rajoy en la convención que el PP celebró en Málaga fue la recuperación tácita del espíritu de la Transición, tan denostado en estos siete años de Gobierno socialista como una antigualla sobrevolorada. Más allá de los dislates económicos, de su sectarismo de covachuela y de su gestión inconsistente, el daño peor que Zapatero ha infligido a la sociedad española es la reactivación del guerracivilismo, la exhumación de todo cuanto nos divide y el desprecio de todo cuanto nos une, que es mucho. Al primar los criterios ideológicos sobre los técnicos y los partidistas sobre los generales, rompió pactos fundamentales como el de la Justicia y Contra el Terrorismo, hizo tabla rasa del largo camino iniciado en 1975, burló la Constitución para chalanear con los nacionalistas, creó problemas donde no los había y abrió heridas del pasado donde había reconciliación y perdón. Si hubiera que elegir un despropósito que simbolizara a la perfección esta lamentable etapa socialista, el más adecuado sería el Pacto del Tinell o "Cordón sanitario": Un pacto que arrojaba poco menos que a la clandestinidad al PP, el partido que representaba cuando menos a la mitad de los españoles.

Mariano Rajoy se ha percatado de que ahí, precisamente, reside la herida oculta por la que supura la sociedad española. No cabe duda de que el paro desbocado, el empobrecimiento de la población, los recortes sociales y la incertidumbre que agobian al ciudadano es la tarea más urgente a la que se debe enfrentar el Gobierno que gane el 20-N. Pero si al mismo tiempo no se restaña la unidad psicológica de un país tironeado por los nacionalistas disgregadores y los socialistas tarambanas, será muy difícil salir con éxito en un plazo razonable de tiempo.

Para ello es necesario recuperar y poner en valor el espíritu de la Transición, su apuesta por la concordia y el diálogo, la lealtad constitucional, la independencia de los poderes, el respeto a las raíces de la nación, la solidaridad interregional y la erradicación de las políticas de trinchera y bandería. Los españoles están hartos de esas batallitas de medio pelo con las que el PSOE los ha enfrentado por nada y para nada. Desean salir de esta pesadilla en la que los ha metido la crisis internacional y la indigencia intelectual de sus gobernantes, y saben que sin luchar codo con codo no será posible. Esa es la gran baza que Mariano Rajoy ha sabido jugar y la que, sin duda alguna, le dará un excelente resultado en 20 de noviembre. Hizo bien en citar a Adolfo Suárez como ejemplo de gobernante que supo batallar sumando fuerzas, en vez de provocar divisiones.



IR ARRIBA
Publicidad / Contactar / Quiénes somos / Estadísticas
Copyright © El Semanal Digital, S.L. ® El Semanal Digital es una marca registrada. Derechos reservados. España. 2006
Oficina central: C/ Sopelana 11, Oficina 201, 28023, Madrid. Teléfono: 91 4585773 - Fax.: 91 3077652
Política de información / Política de privacidad / Aviso legal /  RSS
  Auditado por Comscore