INICIO -- -- LIBROS
LA TESIS PROHIBIDA
Un crimen de 1939 explicaría los últimos 40 años de política española
Carmelo López-Arias
Se trata de una novela, pero no puede decirse que carezca de anclaje en la realidad histórica. Todos los nombres de los protagonistas son supuestos pero... ninguno deja de ser reconocible.
LOS ORÍGENES DE LA TRANSICIÓN
La pista de Manuel Gutiérrez Mellado nace en plena Guerra Civil, con sus labores de contraespionaje para el bando nacional.
UN ENIGMA, UN THRILLER
Blas Piñar Pinedo. La tesis prohibida. Galland Books. Valladolid, 2011. 183 pp. 15 €
ARTÍCULOS RELACIONADOS
 Lo que debemos a Zapatero: memoria histórica, un flujo que no cesa

 La pulla de Bono y el lapsus de Aguirre en la convención de Pedrojota

 El libro que un nacionalista catalán nunca habría querido ver escrito

 La crisis se repite, y vuelve a resbalar en la misma estadística

El subtítulo de La tesis prohibida (Galland Books) advierte desde el principio: "Basada en hechos reales". Y ¿cuáles son esos hechos? Nada menos que cuatro crímenes reales que jalonan la historia de la España moderna.

Uno -del que enseguida hablaremos porque es el menos conocido- tuvo lugar el 29 de julio de 1939, pocas semanas después de concluida la Guerra Civil. Dos, el asesinato del almirante Luis Carrero Blanco el 20 de diciembre de 1973. Tres, el intento de asesinato de José María Aznar el 19 de abril de 1995. Cuatro, el atentado del 11 de marzo de 2004.

Añadamos al cóctel el intento de golpe de Estado del 23 de febrero de 1981 y la muerte en accidente de tráfico de Fernando Herrero Tejedor (en 1975) y de Manuel Gutiérrez Mellado (en 1995), y si conectamos todos los acontecimientos tendremos la trama -un auténtico thriller político- que ha tejido Blas Piñar Pinedo, nieto del Blas Piñar que fue diputado entre 1979 y 1982 y que ha recurrido para confeccionarla a buena parte de la documentación sobre la Transición que atesora su abuelo. El autor, de 33 años, ingeniero agrónomo, trabaja en el área comercial de una compañía farmacéutica y alcanzó fama televisiva al ganar el concurso de debate El Candidato de Intereconomía TV.

Evidentemente estamos ante una novela, y de su ritmo trepidante no puede deducirse que Piñar pretenda, ni siquiera como hipótesis, una conexión real entre los acontecimientos citados, en lo que sería una conspiración imposible de perfección también imposible. De hecho, la ironía que recorre estas páginas, donde los personajes de la política nacional son bien reconocibles aunque figuren bajo nombres supuestos y alusivos, apunta más bien a la permanencia de un poder que, éste sí, actúa por intereses inconfesables bastante ajenos al bien común de los españoles.

La clave: el asesinato de Gabaldón

Sin embargo, la forma en que Piñar enlaza unos momentos con otros es original e imaginativa, tanto que en algunos momentos el lector puede lanzar un "se non è vero, è ben trovato" y dudar por unos segundos de si realmente todo pudo suceder así... y entonces todo lo acontecido en España en los últimos cuarenta años se explicaría por la misteriosa muerte a tiros de tres personas en Oropesa (Toledo) en 1939, supuestamente a manos del maquis.

Dejando de lado lo novelístico, desde el punto de vista histórico ésta es la principal aportación de La tesis prohibida: recordar un hecho real, la muerte del comandante de la Guardia Civil Isaac Gabaldón, cuando se trasladaba a Madrid para entregar a Franco una valiosa información procedente de los servicios secretos portugueses.

Que en torno al sumario de aquella causa figuraran Gutiérrez Mellado (cuyas labores de contraespionaje para el bando nacional son bien conocidas) y Carlos Arias Navarro (que trabajó con Manuel Azaña en el Ministerio de Justicia y fue luego partícipe activo en la represión de postguerra), personajes que en los años setenta jugarán un papel decisivo en la política nacional, es otro hecho real que sirve de base a Piñar para su construcción argumental. Cómo y en qué sentido, no es cosa de revelarlo aquí actuando como spoiler de la novela.

En suma, una obra que transmite, en forma de ficción, una determinada interpretación de nuestro pasado reciente. Interpretación que puede compartirse o no... pero que asegura unas horas de inquietante entretenimiento.

IR ARRIBA
Publicidad / Contactar / Quiénes somos / Estadísticas
Copyright © El Semanal Digital, S.L. ® El Semanal Digital es una marca registrada. Derechos reservados. España. 2006
Oficina central: C/ Sopelana 11, Oficina 201, 28023, Madrid. Teléfono: 91 4585773 - Fax.: 91 3077652
Política de información / Política de privacidad / Aviso legal /  RSS
  Auditado por Comscore